Edificio Holmberg Villa Ortuzar + info

Ubicación: Holmberg 1089, Villa Ortúzar, CABA.

Proyecto: Arq. Leandro Cyderboim.

Empresa Constructora: Manuel Fernández.

Superficie construida: 856 m2

Año de Construcción: 2011/2012.

Fotografía: Natalia Carossia.

 

Ubicado en el barrio de Villa Ortúzar, cercano al barrio de Colegiales. (a 4 Cuadras del edificio Heredia y contemporáneo a él), se ubica en una zona que sin perder las características del barrio, viene modificando su fisonomía, como consecuencia de la apertura de la estación de subte “Tronador” de la línea B y su amplia conexión con otros medios. Su particularidad es la mezcla de viviendas de baja/media densidad con las empresas comerciales ya situadas en él.

Teníamos que construir un edificio de viviendas sobre un lote de 8.66 x 22 m, entre medianeras, donde la intención de la clienta (inversionista), era generar unidades de departamentos diferenciales, con respecto a la competencia de otros emprendimientos en la zona de 2 y 3 ambientes.  

En un primer momento se analizó que el proyecto tenía que organizarse con departamentos en semi pisos pero ambos mirando al frente, ya que no contaba el terreno con agradables visuales al contra frente, debido a la sumatoria de techos de chapa en las casas existentes en la zona.

La organización funcional  fue realizada en planta baja y cinco pisos con dos departamentos por piso, ambos la frente, donde los living comedor de las unidades como así también la cocina del 3 ambientes, miran al frente con sus amplios balcones terrazas, mientras que los dormitorios de las unidades miran al contra frente y las partes de servicios se sitúan en el medio de la planta.

La idea rectora consistía en generar un edificio, donde todas las unidades contaran con generosos espacios descubiertos, amplios departamentos en relación a los m2 y bajos costos fijos mensuales de mantenimiento, buscando un perfil de usuario joven, familias con hijos chicos, que elija vivir en un barrio tranquilo, pero que a 20 min pueda estar en el centro de la Ciudad. Para potenciar los recursos de la zona, habiendo realizado el estudio de mercado, los futuros comprados buscan justamente estos requisitos, bajas expensas, medios de locomoción y generosos espacios descubiertos.

El proyecto morfológico consistió en realizar un pórtico en la fachada, donde de él se desprenden los dos balcones terrazas, logrando la intimidan buscada de los mismos por medio del volumen de cocina que separa a ambos. (Pensamos los espacios descubiertos como parte fundamental de las unidades que proyectamos, no solo buscando la mejor orientación, sino también buscando la intimidad de los mismos, ya que la suma de estos dos factores tiene como resultado, la utilización y disfrute pleno de dicho espacio).

Volver